Participación y Protagonismo Juvenil

Participación y Protagonismo Juvenil

Es el espacio dentro de la estructura de FUSALMO dirigido a Jóvenes. Este programa tiene como objetivo propiciar la organización de la juventud en redes de incidencia para el desarrollo de sus comunidades de vida y educativas, participando activamente en la construcción de políticas de juventud a nivel nacional y local. Lo conforman: Escuelas Deportivas, Escuela de Artes , Red de Juventudes y Oratorio Festivo.

A. Escuelas Deportivas.

Son un espacio de sana convivencia y recreación, donde niñas, niños, jóvenes y sus familias descubren su protagonismo a través de la practica del deporte, con un enfoque de juego limpio y carisma salesiano, contribuyendo de esta manera al desarrollo de capacidades físicas, valores y habilidades, para la creación de su proyecto de vida.

Este programa cuenta con ocho disciplinas deportivas: gimnasia rítmica, patinaje, baloncesto, fútbol, taekwondo, ciclismo, aeróbicos y montañismo y escalada.

B. Escuela de Artes

Es uno de los programas que se desarrollan en el Centro Cultural FUSALMO Soyapango, ofrece talleres a niñas, niños, adolescentes y jóvenes en su tiempo libre, con el objetivo de desarrollar sus habilidades artísticas y capacidades humanas en un ambiente de convivencia pacífica.

Con este programa hemos atendido a niñas, niños, jóvenes y sus familias, en 4 componentes: escuela de danza; escuela de música; escuela de dibujo y pintura y apoyo a iniciativas juveniles artísticas.

C. Red de Juventudes

Es una organización juvenil que trabaja potenciando a jóvenes líderes para la construcción de iniciativas juveniles, que fortalezcan el protagonismo y la participación ciudadana, por medio de la prevención de la violencia, la incidencia política, y la cultura de paz.

D. Oratorio festivo de FUSALMO

Es un espacio de puertas abiertas que acoge a niñas, niños y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad y desean integrarse a alguna actividad deportiva o artística, a través, del buen uso del tiempo libre.

En ese sentido, se trabaja por reforzar de manera sistemática la espiritualidad en cada oratoriano y además propiciarles una maduración en la fe, respetando su creencia religiosa.