La danza es una forma de expresión, consigue levantar el ánimo y dar una sensación de libertad, de manera que puede ser de mucha ayuda en estos momentos para estar en casa.

Es por ello que FUSALMO a través de su sede Centro Cultural FUSALMO al servicio de la niñez, adolescencia, juventud y la familia como parte de su compromiso en busca del desarrollo integral a través del arte y cultura, ha decidido brindar su apoyo por medio del Club de Ballet donde un grupo de las niñas y niños disfrutan aprender y practicar el Ballet Clásico de forma virtual. Las clases están dirigidas al público desde los 4 años de edad en adelante y actualmente se cuenta con 12 alumnos activos.

La danza clásica ayuda a las niñas y niños a reconocer su cuerpo, sentirlo, aceptarlo y a comunicarse mediante éste; asimismo, fomenta la responsabilidad, disciplina y el desarrollo de habilidades y capacidades motrices, afectivas y cognitivas, además del conocimiento y disfrute de las diferentes manifestaciones de la Danza.

Debido a la situación sanitaria actual el Club de Ballet se ha visto obligado a suspender temporalmente las actividades presenciales, sin embargo, la educadora ha encontrado formas creativas para continuar el proceso de enseñanza a través de internet, ha tenido que reinventarse a través del formato virtual, realizando actividades recreativas para que los alumnos se liberen del estrés que el confinamiento puede provocar.

Sus clases de ballet y todo lo que implica el club se desglosa según el grupo y se trabaja de manera dinámica incluyéndoles actividades de ballet con material didáctico, como dibujar lo que en una clase se hizo; también, se emplea trabajo de clase virtual, conversando, practicando e incluyendo contendido como ver películas de ballet; con los alumnos más grandes se trabaja con ejercicios adicionales, acondicionamiento físico y lecturas que también fomenta a la formación.

En el marco de la campaña Quédate en Casa y la celebración del Día de la Madre el Club llevó a cabo la iniciativa de realizar un video de baile libre, donde participaron 6 alumnas y sus mamás, una actividad recreativa muy especial creada en agradecimiento a la labor tan grande e importante que las madres desempeñan en la familia.

En vista a la aceptación por parte de los alumnos y familias se espera poder seguir realizando este tipo de iniciativas con diferentes temas, posiblemente involucrando otros familiares de casa o de pronto quizás toda la familia, dinámicas diferentes, con la intención de que en cada etapa de estas actividades se alimente un ambiente ameno en el hogar, fortaleciendo la unión familiar, que en estos tiempos es muy importante; y que mejor manera  que mediante el desarrollo del aprendizaje en la danza clásica.

“Mi mama me motivo a bailar y lo practico desde hace 3 meses, lo que más me gusta de ir al club es divertirme y bailar en las clases del club de ballet”. Zuleima Sofía Escalante – Edad: 5 años

«Desde pequeña me gustó bailar Y mi mamá observaba que yo solo giraba y giraba y de puntas, y solo me gustaban las películas de ballet; Inicie a practicarlo a los 5 años, lo que más me gusta de asistir al club es que puedo expresar mis emociones, que aprendo nuevos pasos y nuevas posiciones y que me estiró mucho» Mayra Alejandra Córdova Rivera – Edad: 9 años

«Bueno yo siempre quise bailar ballet porque de pequeña en la televisión veía programas de mujeres bailando ballet y además yo desde pequeña solía pararme de puntitas siempre que caminaba por eso, llevo 5 años practicando ballet. De asistir al club lo que más me gusta es divertirme bailando sin tanta presión, solo dejarme llevar por la música y relajarme y el ballet siempre me hacía sentir así. Aunque existan muchos cambios cuesta adaptarse y cada vez es más difícil, pero con el tiempo tal vez las cosas cambien como dicen los cambios son buenos» Elena Alicia Maravilla Hernández – Edad: 16 años.