San Juan Bosco

Las familias salvadoreñas pasan por momentos difíciles, ante la emergencia nacional por la pandemia COVID-19 y las recientes lluvias, el país ha vivido momentos de angustia y muchas familias lo han perdido todo; con un total de 29,968 familias afectadas, según datos proporcionados por el Gobierno de El Salvador.

Siguiendo el noble ejemplo de San Juan Bosco, fieles a sus principios y valores con el compromiso de solidaridad hacia la población, FUSALMO El Salvador se une a sus hermanos salesianos de Colegio Salesiano San José e Instituto Técnico Ricaldone para trabajar en conjunto, con el propósito de brindar ayuda a las familias afectadas; dedicándose a la recolección, distribución y entrega de alimentos, ropa y artículos de higiene; poniendo a disposición sus instalaciones como centros de acopio.

FUSALMO El Salvador además de ayudar en la recolección de donaciones, colaboró con el CSSJ e ITR brindado apoyo en el proceso de logística y distribución de canastas básicas de víveres, ropa y artículos de higiene; para hacer llegar la ayuda a comunidades, cantones y centros que funcionan como albergue donde se encuentran personas y familias afectadas; además FUSALMO donó a CSSJ 10 quintales de maíz a granel para ser parte de las canastas de víveres.

«El esfuerzo en conjunto realizado por la comunidad del Colegio Salesiano San José y FUSALMO, nos ha permitido llevar ayuda a más de 300 familias en situación vulnerable en el municipio de Santa Ana, debido a la doble emergencia nacional por COVID-19 y la tormenta tropical Amanda. A través de este apostolado queremos vivir las palabras de nuestro padre San Juan Bosco «donde reina la caridad, ahí está la felicidad».

Lcda. Lilian Noubleau    – Comunicadora Social Obra Salesiana San José

«Cuando tomamos la iniciativa de hacer el centro de acopio fue por nuestra cuenta, pero, entre instituciones salesianas nos unimos; ya que había personas afines a FUSALMO que querían donar; pero que no podían ir hasta Soyapango y nosotros estábamos en situación de centro de acopio, nos coordinamos y se redireccionó la ayuda hacia nuestro centro para que les quedará más práctico poder llegar; cuando FUSALMO empezó con la iniciativa de dar alimentación en los albergues, nosotros apoyamos y le proveímos de ropa a los encargados de entrega de alimentación, recargándolos con donaciones que teníamos, FUSALMO contribuyó con sus redes sociales a que vinieran a dejar sus donaciones aquí al Ricaldone»

P. Mario Alberto Aldana    -Director de Instituto Técnico Ricaldone

«Debido a la situación ocasionada por el COVID-19 FUSALMO tomó las primeras acciones de ayuda, implementando la iniciativa de estrega de Canastas Solidarias de la Alegría a jóvenes pertenecientes a nuestros programas y familias cerca de los centros juveniles; las segundas acciones que tomamos fueron a raíz de los estragos ocasionados por las tormentas Amanda y Cristóbal, apoyando a diferentes comunidades afectadas y personas albergadas; gracias al esfuerzo de la obra salesiana se ha brindado ayuda a familias afectadas en San Salvador, San Miguel y Santa Ana. Tenemos que unirnos porque aún hay muchas personas en situaciones difíciles y juntos podemos hacer llegar la ayuda a más familias»

Lilia Ivett Padilla – Gerente de Gestión y Desarrollo